A mí que me insulten.

violenciadeg

La semana pasada el periódico EL MUNDO entrevistaba a una conocida diseñadora de moda y le preguntaba sobre la última tendencia: ¿Eres feminista?  Una pregunta a la que contestaba sí hombre, pero no nos pasemos: “Cuando voy a la manifestación del 8-M, a mí no me gusta que se insulte a los hombres. Me parece una barbaridad que se critique que un varón te abra la puerta por educación. No hay que llegar a esos extremos. Los hombres también están en mucha desigualdad en muchas cosas como en la custodia de los hijos o en las bajas por paternidad y no salen a la calle a poner el grito en el cielo. Tampoco podemos ser tan extremistas porque los estamos castrando”.

El 12 de agosto un adolescente golpeó hasta dejar en coma a una mujer en Valladolid. Murió la noche del lunes del pasado 23 de septiembre. Pocas horas después, alcanzando ya el martes 25 de septiembre, un hombre en Castellón asesinaba a sus dos hijas para vengarse de su ex-pareja. La magristrada que llevaba el caso no apreció intimidación en las grabaciones que se aportaron y en las que el agresor decía: “Me voy a cargar lo que más quieres”.
Unos kilómetros más al norte y también con varias denuncias por violencia de género, un hombre degollaba a su mujer, de veinticinco años, en presencia de sus dos hijas en Bilbao. Al mismo tiempo, otro hombre absuelto en un juicio celebrado en mayo en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada, también apuñalaba y mataba a su ex-pareja.

Al día siguiente, miércoles 26 de septiembre en Torremolinos, un hombre decidía asesinar a una chica que se había negado a salir con él. Llegado el jueves 27,  un hombre volvía a apuñalar hasta matar a su pareja en Torrox.  4 mujeres y 2 niñas asesinadas la última semana, que hacen un total de 12 vidas robadas en septiembre.

Esto no ha sido algo aislado y excepcional. En junio hubo cinco asesinatos y en julio y agosto se perpetraron seis crímenes en cada uno. Son 17 en tres meses. Son ya 38 mujeres desde enero de 2018. Sumadas a las 8 niñas y 2 niños. 962 asesinadas por sus parejas o ex-parejas desde 2003. 27 menores desde 2013.

Creo que estas cifras justifican los gritos, los insultos, la rabia en las manifestaciones y hasta alguna salida de tono. Creo que tener que matizar ante estas cifras que no se insulta a todos los hombres y que no todos los hombres matan, es faltarle el respeto a todas las víctimas y es dejar en evidencia una total falta de inteligencia y sensibilidad.
Querer moralizar y silenciar a personas que injurian o que exclaman con vehemencia una barbarie, antes que señalar y perseguir a aquellas que ejercen violencia física y emocional real, significa no tener ni idea de lo que está pasando y certifica que poco te conmueve/importa, porque no hay ninguna intención de conectar con la situación. Prestar atención y preocuparse por castraciones metafóricas y no clamar y estremecerse  ante estas cifras objetivas, es estar totalmente fuera de la realidad.
Son demasiadas las personalidades públicas con influencia en la sociedad a las que se les publica declaraciones tremendamente irresponsables, en lugar de incidir en lo salvaje, en la verdad, en lo empírico.  ¿Por qué no cambiamos la ofensiva? ¿Por qué no empezamos a castrar y  a insultar metafóricamente a las mujeres y dejamos de asesinarlas? ¿Nos saldrán así más defensoras blancas, heteronormativas preocupadas por nuestro bienestar emocional? Y con esto no estoy proponiendo que se empiece a asesinar a los hombres, sobra decir, espero.

Si desde las instituciones se está cometiendo una injusticia hacia los padres que demandan custodia filial, ésta ha de gestionarse en el contexto que le corresponde, y no mezclarlo con lo que reivindican las activistas con urgencia y por emergencia: no nos matéis, ni en casa ni en la calle. 962 mujeres asesinadas en España desde 2003. 962… Pero son las feministas radicales las que están reprimiendo a los hombres, y eso es lo más destacable en un medio de tirada nacional y la gran aportación de una figura de relevancia que no ve a las muertas pero sí a fanáticas maleducadas. Esto de las custodias tiene una solución mucho más sencilla que volver de la muerte. O sea, que no se resucita.

Se estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia sexual por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida. Sin embargo, algunos estudios demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres han experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida. Unos 120 millones de niñas de todo el mundo (algo más de 1 de cada 10) han sufrido el coito forzado u otro tipo de relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas. Con diferencia, los agresores más habituales de la violencia sexual contra niñas son sus maridos o ex-maridos, compañeros o novios. Las mujeres adultas representan el 51 por ciento de las víctimas de trata de seres humanos detectada a nivel mundial. En conjunto, las mujeres y las niñas representan el 71 por ciento, siendo las niñas casi tres de cada cuatro víctimas infantiles de la trata. Incontables  en el mundo entero. Este, este es el escándalo, y no que cuatro exaltadas te llamen machirulo.

Lo dicho, a mí que no me maten, a mí que me insulten.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s