La impaciencia, el coche que se cala, la valla publicitaria, y la que escribe, que pasaba por allí.

Al volante se sufre una chocante degeneración mental popular.

Te expones a toda clase de impactos cuando te desplazas. El trance comienza con el movimiento.

Que tu otorrinolaringólogo  te guarde y cure de la eclosión de tu tímpano como no hayas advertido que el semáforo ya está en verde. Si se tienen que meter contigo que sea con motivo, así que no costará mucho que se te cale el coche. Añade un terapeuta que borre con electroshock los dedos corazón levantados que te adelantan por ambos costados y carriles.

No sabes cómo pero has activado sin querer el limpiaparabrisas. No ayuda pero consuela: ya que estás le das al flis flis del agua. Quizá así lo veas todo más claro. Levantas la vista y ahí está, la que faltaba, Palabra de Valla Publicitaria:

Arena REBAJAS VERANO 2014 opis AAFF baja

Hete aquí la falsa inocencia de la metáfora, la que ha anestesiado e insensibilizado al humor más sentido. Con ella tenemos que reírnos de todo, de hecho yo me troncho con las guerras del verano: Siria, Irak, Gaza, Colombia, Ucrania, Afganistán, Centro Comercial y encontrar antes que nadie los zapatos más baratos… me troncho, claro que sí.

Podéis pitar todo lo que queráis.

El carácter icónico y simbólico del lenguaje nos ayuda diluir barbaridades conceptuales. Quizá la capacidad de escabullirse de la literalidad sea un maravilloso mecanismo de defensa, pero esa evasión del sentido y del significado que nos aleja del impacto, a la vez, una vez más nos insensibiliza.

De esa manera se construye esta clase de argumentos de venta, tranquilamente, mientras millones de personas huyen con sus pies (no con su mente) despavoridas delante de los tanques y no detrás de las gangas.

Nosotros, creadores de significados, productores de congruencia (y de todo lo contrario), qué rápido olvidamos que con nuestras palabras forjamos patrones de comportamiento, permitiéndonos enlazar conceptos acogiéndonos a sagrado, ese retorcido ingenio que nos convierte en zombis lingüísticos. Hablamos por hablar, disparamos sin más. Nuestra metralleta léxica se orienta por la organización de nuestro ideario enconado.

A la guerra no se va ni aunque ganes. Ni a la santa, ni a la fría, ni a la de ondas ni a la de precios. No se va a la guerra ni en rebajas. Tampoco a la de espuma, acabas con los ojos en llamas por el jabón, y terminas inclinando la balanza: no compensa.
Todo lo que venga de una guerra, de cualquiera de sus variantes, es absolutamente inconveniente. Implica la existencia de un opresor y un oprimido, aunque se cambien los papeles y se turnen víctimas y verdugos, aunque la guerra sea de números.

Vivimos en el territorio del sentido. Podéis seguir pitando lo que queráis. Podéis ir en paz.

Lo llevo estupendamente.

Advertisements

2 comments

  1. Qué buena reflexión. Me siento identificada, sobre todo, con la responsabilidad que tenemos al crear conductas y patrones con nuestras palabras, con el contenido expresado de nuestros pensamientos. Al traspasar el aspecto inteligible de los pensamientos, la idea originaria, y expresamos con palabras, articulación de letras unidas de manera coherente y con un significado específico (que puede ser diferente para quien lo expresa de quien lo recibe al mensaje) estamos marcando y dejando una huella que no se puede borrar. Negar quizá sí. Pero su existencia permanece aún en la inconsciencia, en la sombra, creciendo y destruyendo. Las guerras son esto también: una gran exposición de sombras no reconocidas. Y, como tu, a ninguna me adhiero ni participo ni aunque sea de precios o banalidades. No seamos parte del rebaño de ovejas, animémonos a ser escasas ovejas negras… o por lo menos comenzar a atrevernos a usar grises.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s